¿Qué imagen proyectas de tu marca?


Importancia real de una tarjeta de presentación

1) Tus tarjetas son tu mejor carta de presentación.
RECUERDA:
La primera impresión es la que cuenta, y lo primero que le debes entregar a un prospecto de cliente es tu tarjeta de presentación, así que no minimices su grado de importancia.
 
¿Qué harías si te topas con un gran empresario y te pide una tarjeta?
Ya nadie se cree el viejo truco de “recién se me acabaron”, “ya mandé a imprimir y aún no me las entregan”, deja las excusas y mejor evita pasar vergüenza.

 

2) Lo barato sale caro
La calidad es importante, a menudo escucho a mis clientes decir “hágame las tarjetas más baratas”, si tú que estás leyendo esto eres uno de los que ha dicho esa popular expresión, no la vuelvas a repetir. Una vez escuché una frase muy interesante “SIN INVERSIÓN NO HAY CONVERSIÓN”.

 

3) Evita los tachones.
¿Cambiaste de dirección o de número y quieres utilizar las mismas tarjetas?
¡No lo hagas! ¿Sabes la imagen que vas a dar si haces eso? Solo imagínate que vayas a comprar algo y te lo entreguen remendado, sería fatal ¿verdad? Si eres el dueño del negocio, nadie debe preocuparse más que tú en mantener una buena imagen y créeme si vas a entregar tu “mejor carta de presentación” tachando alguna información, eso dará un mal aspecto y no hablará bien de ti, ni de tu empresa, así que mejor vuelve a imprimirlas con la nueva información.

 

4) Nunca te quedes sin tarjetas.
No importa dónde vayas, siempre debes acostumbrarte a tenerlas en los lugares claves, puede ser en tu carro, billetera, bolso, etc. Si lo consideras irrelevante, probablemente puedes perder el negocio de tu vida, créeme nunca sabrás con qué tipo de personas te vas a topar en tu camino.

Ventas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.